Quejas por la suba del gas en el interior bonaerense

En el interior bonaerense se produjo un fuerte aumento de las tarifas de gas, en algunos casos se registraron incrementos abruptos y boletas de más de 5 mil pesos por mes.

Las facturas de gas comenzaron a llegar con fuertes aumentos en el interior provincial y las consultas no tardaron en acumularse en las oficinas de Defensa del Consumidor locales. Tal es el caso de Carlos Casares,  donde los usuarios preparan un reclamo conjunto para elevar al Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) porque muchas de las boletas ya ‘son impagables’ pese a que todavía no se alcanzó el periodo de mayor consumo.

Algunas familias recibieron facturas de más de 5 mil pesos, y desde la oficina de Defensa del Consumidor afirmaron que hay confusión y que no pueden explicar semejante incremento.

Desde Camuzzi, la empresa prestataria del servicio de gas, descartaron que se trate de una situación generalizada, señalaron que son casos “particulares” y precisaron que durante el período mayo-junio, unos 200 usuarios casarenses pagaron más de 4 mil pesos.

Sin embargo, los reclamos se suman en las distintas Oficinas Municipales de Defensa del Consumidor (OMIC). Desde Bahía Blanca y Tandil señalaron que las quejas crecieron considerablemente en los últimos días y que los usuarios se acercan con preocupación porque no pueden afrontar esos gastos.

Desde la empresa prestataria minimizaron los incrementos, y sostuvieron que en Bahía Blanca, por ejemplo, durante el período mayo-junio, el 61,2% de los clientes residenciales recibieron facturas por menos de 500 pesos y el 80,6% recibió por menos de mil pesos bimestrales. Sólo al 2% le llegaron boletas de más de 4 mil.

En Trenque Lauquen, en tanto, los usuarios locales también recibieron con sorpresa las facturas: algunas llegaron con montos superiores a los 5 mil pesos.

En Junín, Pablo Torres, director de la empresa prestadora Grupo Servicios Junín, admitió las quejas de usuarios por los altos montos recibidos en las facturas y sostuvo que ‘se están sintiendo ahora, pero en realidad son las tarifas conformadas por los aumentos decretados en octubre y abril.

Desde abril pasado rige un nuevo aumento en la tarifa de un 24% en promedio, pero que puede alcanzar el 40%. En tanto, se definió un “premio” a los ahorros superiores al 15% de consumo, aunque la comparación se realiza con igual bimestre de 2015 y no del año pasado.

Fuentes de Camuzzi explicaron que se tomó esa referencia porque durante ese año hubo temperaturas ‘acordes con el promedio que se espera en invierno.

Esto podría explicar por qué no se percibieron ahorros y, muy por el contrario las facturas se incrementaron considerablemente, pese a que los usuarios realizaron un consumo menor que el del año pasado, como se consigna en algunos reclamos.

También te podría gustar...