Polémica tras el cierre de ocho escuelas del Delta y el reagrupamiento de alumnos y docentes

La disposición, que lleva fecha del 15 de febrero, asegura que el cierre de esas escuelas se realizará “con una mirada en términos de calidad educativa y garantizando la continuidad pedagógica”.

El nuevo esquema contempla el cierre de la escuela 13 y su jardín de infantes 919, sobre el arroyo Paycarabí, cuyos alumnos serían trasladados a la escuela 20 y jardín 908, en Paraná Miní y Canal 4; el cierre de la primaria 19 y el jardín 920, ubicado en el arroyo Las Cañas, cuyos alumnos de primaria pasarían a la escuela 12 y jardín 906 (río Paraná Miní y Mendez Grande).

También se cerraría la escuela 18 y su jardín 904, ubicados en el arroyo Felicarias, y sus alumnos pasarían también a la 12 y la jardín 906; en tanto los de la escuela 25 y el jardín Jardín de Infantes Rural e Islas de Matrícula Mínima 1, ubicado en el arroyo Caracoles, serían reagrupados con Escuela Provincial 11 y el jardín 915 (arroyo Chana y Paraná Miní).

“Las reubicaciones de las matrículas de los niños fueron realizadas en líneas rectas, sin tener en cuenta la realidad de la geografía de la zona y mucho menos las situaciones de las familias de los chicos que asisten”, indicó María José Parejo, Subsecretaria Gremial de SUTEBA.

Y añadió que “muchos de los chicos tardan una hora en llegar, y con este esquema pueden tardar más de dos horas” y señaló que “es una situación que provoca todavía más aislamiento a quienes viven en estos lugares”.

La respuesta de la Dirección de Educación

“No hay cierre de escuelas, hay una clausura temporal de los edificios, en donde había por ejemplo 10 docentes para 14 alumnos”,aseguró una fuente de la Dirección de Escuelas bonaerense.  Y añadió que “actualmente trabajaban todos juntos en un multigrado, ahora se los reagrupará y se cumplirá uno de los objetivos de la escuela que es que trabajen con más chicos y haya más interacción”. El vocero destacó que “el viaje era de poco más de una hora y muchas veces tenían que hacer trasbordos. Estamos evaluando el destino que tendrán los edificios que se clausuran, los que volverán a reabrir una vez que recuperen la matrícula y que haya un proyecto educativo para ellos”. Precisó que la educación personalizada “es buena, pero en este momento el objetivo no es poner un docente por alumno. Los chicos no van a perder su pertenencia con la naturaleza y su entorno, irán a una escuela del Delta”. “No queremos que los chicos pierdan su esencia pero tampoco que las escuelas en donde estaban se transformen en un gheto,queremos garantizar sus condiciones de aprendizaje”, refirió el vocero y precisó que el temor que sienten algunos padres”corresponde a una fuerte movida de los sindicatos Sostuvo además que “a cada alumno y de los docentes se les asegura el traslado a su escuela y su regreso a casa” y que “ningún docente perderá su trabajo”. En este aspecto, las fuentes señalaron que “los docentes también serán re-ubicados y le brindaremos todas las posibilidades para que puedan seguir dando clases”. “Los alumnos van a poder comenzar por el nivel inicial, continuar en la primaria y luego la secundaria en el mismo lugar”,sostuvieron. Y agregaron: “No es lo mismo dar clases con 4 o 5 alumnos y de distintas edades, que con 20 de la misma edad. Se aprende mejoren cuestiones educativas y también en acciones sociales como el simple hecho de compartir o trabajar en equipo”.
 

También te podría gustar...