La Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sostenible,  sumó a la cooperativa Recuperadores del Sur Limitada

Se trata de la tercera cooperativa del distrito habilitada por el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) que tratará residuos sólidos completando el circuito de reciclado de las 3R  –Reducir, Reutilizar y Reciclar-.

El Municipio de Quilmes, a través de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sostenible,  sumó a la cooperativa Recuperadores del Sur Limitada -de San Francisco Solano- como nuevo destino sustentable. En una jornada organizada en conjunto con el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) se entregaron pecheras y credenciales a 44 cooperativistas que tratarán residuos sólidos completando el circuito de reciclado de las 3R  –Reducir, Reutilizar y Reciclar. “Buscamos fortalecer las economías de las cooperativas locales: incorporando a los trabajadores informales en el circuito de reciclado, a la vez que impulsamos el cuidado del medio ambiente”, expresó el subsecretario de Ambiente, Federico Alberto.

Por otra parte, el funcionario detalló que “el objetivo a largo plazo es que la fracción de residuos secos que genera Quilmes quede en la ciudad”. Y continuó: “Es un recurso que genera trabajo y reingresa en la economía de los trabajadores. La decisión del intendente Martiniano Molina es seguir  apoyando a las cooperativas de la ciudad para fortalecerlas”.

En tanto, Eduardo Murillo, presidente de la cooperativa, agradeció a la OPDS por el reconocimiento y destacó que “a partir de la entrega de estas pecheras y credenciales los vecinos identificarán a los trabajadores como recuperados urbanos habilitados”.

“Quilmes Verde”

Es un programa de reciclado municipal que busca fomentar la separación en origen de los residuos sólidos domiciliarios; promover la inclusión de los recuperadores informales mediante la generación de nuevos puestos de trabajo; optimizar la logística de recolección, transporte y transferencia para lograr mayor eficiencia; la colaboración para la prevención de la formación de basurales y por último, incentivar la aplicación de nuevas tecnologías para el tratamiento y disposición final de residuos sólidos urbanos (RSD).

Comments