Junto a Axel y los pacientes trasplantados, el Garrahan celebró los 25 años del primer trasplante hepático

Los pacientes trasplantados hepáticos, sus familias, los doctores que los acompañaron en el proceso del trasplante, sus cirujanos, los enfermeros, y la comunidad hospitalaria vivió esta mañana una jornada inolvidable: la celebración de los 25 años del primer trasplante hepático en un hospital público en Argentina, un programa que se inició en el Garrahan y que al día de hoy lleva realizados 766 trasplantes. El festejo contó con un show final sorpresa: el cantante Axel -quien también fue paciente del Hospital- cantó junto a todos los chicos y chicas trasplantados su exitoso tema “Celebra la vida”.

“El trasplante hepático no es un servicio solamente, es un hospital, la integración de todos, el esfuerzo para lograr los resultados que tenemos ahora. Dejamos todo por estar acá, pero cuando miramos hacia atrás sabemos que valió y vale la pena”, afirmó el jefe del servicio de Trasplante Hepático y primer cirujano en realizar este procedimiento en un hospital público en el país, Oscar Imventarza. En tanto el presidente del Consejo de Administración del Garrahan, Carlos Kambourian, pidió un “aplauso para el equipo que continuará el camino de la cirugía hepática y para todos los niños trasplantados”.

El primer trasplante hepático en un hospital público argentino, tanto pediátrico como en adultos, se realizó el 21 de noviembre de 1992 en el Garrahan. La cirugía la realizó el entonces recién conformado servicio de Trasplante Hepático de la institución, a cargo de Oscar Imventarza. Hoy, con 766 trasplantes hepáticos realizados en el Hospital, el servicio se equipara con los mejores centros médicos del mundo.

En el encuentro, varios niños y niñas que fueron trasplantados se presentaron en el escenario del Auditorio del Garrahan su vida actual: Josefina, una nena de 6 años, trasplantada cuando tenía menos de 1 año, bailó reggaeton; Elio Ardiles -primer donante vivo en Argentina para su hija Tamara- mostró como siguió con su vida deportiva tras la donación: es cinturón negro de taekwondo; Juliana Crededio -trasplantada a los 7 meses- exhibió su medalla como campeona de Atletismo de los Juegos Mundiales de Trasplantados de España, en 2017. Y Nahir Amin, quien sufrió un síndrome hepatopulmonar por el que fue oxígeno dependiente, tocó el saxo para médicos y pacientes.

Finalmente subió al escenario Axel. “Es un honor estar hoy junto a ustedes. Yo me traté 7 años en este Hospital, acá me salvaron. Darse como donante, tomar conciencia de lo importante que es donar, es seguir viviendo en otra persona”, afirmó el artista emocionado antes de cantar sus temas: Todos somos uno y Celebra la vida.

Trasplante Hepático: un antes y después
Oscar Imventarza vivía en Estados Unidos cuando el doctor O’donnell, uno de los fundadores de la institución, le ofreció en 1991 hacer trasplante hepático en un hospital público. Entonces sólo el Hospital Italiano hacía este tipo de intervenciones en adultos y comenzaba a implementarlas en pediatría únicamente para los que contaban con cobertura social.

Guillermo Brandan (35) tenía cinco años cuando le diagnosticaron Hepatitis Crónica Autoinmune en el Hospital de Clínicas. Lo derivaron al Garrahan: “Luchamos para hacer el primer trasplante y estuvimos 24 horas en el quirófano”, cuenta Imvertarza.

Para Brandan ser el primer trasplantado hepático del Garrahan significó abrir una puerta: “podría haber sido otro pero me tocó a mí, y gracias a Dios, al entusiasmo de los médicos y la fuerza del hospital, se dio todo perfecto”. Vaya si lo fue: el primer programa de trasplante hepático en un hospital público pediátrico del país, suma hoy 766 trasplantes.

Epígrafes:
1. El presidente del Consejo de Administración, Dr. Carlos Kambourian.
2. Imventarza junto a Elio Ardiles, primer donante vivo, y su hija Tamara.
3. Nahir Amin, trasplantada hepática, hoy saxofonista.
4. Axel, en la presentación en los festejos por los 25 años del Hospital Garrahan.
5. Axel junto a los chicos y chicas trasplantados.

Comments