Ingresó formalmente el Presupuesto General de Gastos y Recursos por Diputados

El proyecto de Presupuesto General de Gastos y Recursos provincial establece a la vez, una baja del déficit, un aumento en el presupuesto para obras y una baja de impuestos.

En este marco, los gastos totales proyectados para 2018 ascienden a $ 630 mil millones, mientras que los ingresos totales ascienden a $ 599 mil millones.

El foco está puesto en el plan de obras públicas y en la inversión social, según detallaron hoy funcionarios bonaerenses antes de remitir el proyecto a la legislatura, donde deberá ser considerado por los legisladores, en principio antes del 10 de diciembre.

Se prevé un superávit corriente, y se contempla un déficit para el financiamiento de inversión en obras. Es decir, que toda la deuda contemplada es para la realizar obras de infraestructura que son fundamentales para subsanar la deuda social que acarrea la provincia.

De todas formas, el pedido de endeudamiento continúa bajando, año tras años, en relación al Producto Bruto Geográfico (PBG), según se encargaron de destacar.

Con cierto esquematismo, desde el ministerio de Economía destacaron que este presupuesto se reflejan 2 ejes centrales.

Por un lado, el plan de obra pública para continuar conectando a la provincia con rutas más seguras, con un SAME que llegue a más municipios y con las guardias de los hospitales refaccionadas y equipadas. Asimismo, se ampliará el trabajo realizado en obras hidráulicas y se profundizará la inversión en infraestructura escolar poniendo énfasis en un plan de mejora y transformación de escuelas de alta vulnerabilidad.

Mientras que otros de los ejes que se remarcan es Fuerte inversión social para acompañar a los más vulnerables en la transición hacia el desarrollo, con programas de asistencia social y mayor cantidad y calidad en las prestaciones de salud, educación, cultura y seguridad.

En este sentido se destacan las áreas, que son las que reciben los mayores incrementos, por encima de la pauta inflacionaria prevista, como la Desarrollo social con un 33% de aumento, Infraestructura con un 22% y Salud con un 19%. Esto es consecuente con la priorización realizada en los presupuestos 2016 y 2017. Si se toma en cuenta el aumento de la inversión en estas áreas desde 2015 los incrementos alcanzarían el 247%, 402% y 117%, respectivamente.

Además, el proyecto presentado hoy en la Cámara de Diputados bonaerense adopta las proyecciones macroeconómicas previstas por el gobierno nacional y estima un crecimiento del producto provincial del 3,5%.

LEY IMPOSITIVA 2018

Este proyecto de ley, significa un primer paso en un sendero de reducción de la presión impositiva de la provincia, según se destacó en Economía.

Se destacan la reducción de la presión tributaria para actividades productivas con el propósito de generar empleo genuino, y la eliminación de privilegios.

Se prevé una importante reducción del impuesto a los Ingresos Brutos y el impuesto de sellos, que son los dos más distorsivos y que atentan contra la actividad y el empleo.

Esta reforma implica una resignación por parte del Estado provincial de $10 mil millones de recaudación.

INGRESOS BRUTOS

Las PYMEs industriales que facturen hasta $78 millones anuales se verán beneficiadas con la exención de este tributo. El beneficio alcanzará a 40 mil PYMEs.

Asimismo, para los grandes contribuyentes industriales, se reduce la alícuota de 1,75% al 1,5%, alcanzando a 3.900 grandes empresas.

En el caso de pequeños comerciantes, se eleva el monto máximo de facturación para este tributo de $1,3 a $2 millones anuales. Esta medida beneficiará a 15.000 pequeños comerciantes los que pasarán de pagar una alícuota de 3,5% a pagar 2,5%.

En el caso particular de los comerciantes de carne, se reducirá y unificará la alícuota al 2,5%, beneficiando a 2.200 carnicerías que antes pagaban alícuotas del 3,5% y 5%.

Las empresas de la construcción se verán beneficiadas con una reducción de la alícuota que pasa del 4% al 3%. Esta medida favorecerá a casi 39.000 empresas.

Los pequeños productores agroganaderos tendrán alícuota del 0% cuando facturen hasta $ 3 millones anuales, impactando a más de 38.000 productores.

SELLOS

Se reduce la alícuota de venta de propiedades pasando del 3,6% al 2%.

Para la venta de autos 0 km se reduce la alícuota del impuesto de sellos y de ingresos brutos al 2,5%, antes esos impuestos aplicaban alícuotas del 3% y 3,5% respectivamente.

AUTOMOTORES

No se implementa ningún incremento en la presión impositiva, sino que las variaciones en el pago del impuesto serán consecuencia de la evolución del valor de mercado de los vehículos.

INMOBILIARIO

Con el propósito de corregir la distorsión generada tras 12 años de alta inflación en los que no se actualizó el valor fiscal de los inmuebles, la provincia de Buenos Aires decidió actualizar dichos valores.

El proyecto de ley impositiva 2018 establece topes para que el incremento promedio del impuesto no afecte de manera significativa a los contribuyentes.

El promedio del incremento en el impuesto inmobiliario urbano es del 56%, lo que significa para la mitad de las viviendas de la provincia una suba máxima de $41 por mes.

El impuesto inmobiliario rural aumenta un 50%, lo que implica para la mitad de los productores un incremento de hasta $61 por mes.

Se eximirá a pequeños productores agropecuarios que tengan hasta 50 hectáreas y facturen hasta $3 millones anuales.

Adicionalmente, los productores afectados por inundaciones que en 2017 hayan recibido exenciones o postergaciones de vencimientos impositivos en virtud de los beneficios previstos en la ley de emergencia agropecuaria, recibirán un tratamiento análogo en 2018, con exenciones del 50% en caso de emergencia y del 100% en caso de desastre agropecuario, en las mismas cuotas en que recibieron un tratamiento diferencial en 2017.

También te podría gustar...