Bazán más complicado en el caso de Anahí Benitez

Una de las tres palas secuestradas en la casa de Marcos Bazán, uno de los detenidos por el crimen de Anahí Benítez, fue usada para hacer el pozo donde la víctima fue hallada sepultada a 20 centímetros de profundidad y a 231 metros de distancia del domicilio del imputado, según confirmó una pericia geológica que analizó los residuos de tierra de la pala, informaron hoy fuentes judiciales.

Comments